11 posturas fáciles de yoga para la presión arterial alta

La presión arterial alta o la hipertensión es una afección grave que provoca ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares e incluso la muerte.

¿Quieres Recuperarte de la Presión Alta Naturalmente? Da clic Aquí

Este «asesino silencioso» es aún más peligroso porque no muestra síntomas.

Entonces, la única forma en que puede averiguarlo es revisándose regularmente.

El siguiente paso lógico es, por supuesto, saber cómo controlar la presión arterial alta.

El yoga y el pranayama son dos formas naturales de controlar la presión arterial alta.

¿Qué es la hipertensión o la presión arterial alta??

La presión arterial es la fuerza de la sangre en las arterias.

La presión correcta varía de persona a persona y necesita ser regulada.

Solo entonces su sistema funcionará sin problemas.

La American Heart Association considera 120/80 como el límite estándar de presión arterial.

La hipertensión previa es cuando su parámetro está entre 120/80 y 140/90.

Cualquier cosa por encima de 140/90 es hipertensión y es peligrosa.

Qué causa la presión arterial alta?

  • La hipertensión es una afección independiente, lo que significa que no se desencadena por otras afecciones médicas como diabetes, problemas cardíacos o mal funcionamiento renal.
  • El estrés es un factor significativo que causa hipertensión. Cuando estás estresado, tu corazón late más rápido y tus vasos sanguíneos se contraen.
  • Otros factores, como las elecciones adversas de estilo de vida, como fumar, beber y el abuso de drogas, también causan daños.
  • Si no hace suficiente ejercicio o tiene sobrepeso, podría dirigirse hacia la hipertensión.

Cómo controlar la presión arterial alta

Ni es deseable una presión arterial alta ni baja; Un equilibrio es esencial en el cuerpo.

Si bien los hábitos alimenticios saludables contribuyen a mantener el equilibrio, tampoco puede ignorar el papel desempeñado por la mente.

Entonces, ¿cómo puedes armonizar los dos? La respuesta está en la antigua ciencia del yoga.

Al practicar regularmente posturas simples, el yoga lo ayudará a combatir los problemas de presión arterial.

Por qué el yoga posa para la presión arterial alta

  • Las asanas de yoga implican respirar consciente y profundamente mientras sincronizan los movimientos de su cuerpo. Pueden ayudar a controlar la presión arterial de forma natural, principalmente aliviando el estrés.
  • Las asanas de yoga pueden calmar los nervios y ayudar a disminuir la frecuencia cardíaca anormal.
  • El yoga ayuda a aumentar la inmunidad y a reducir la incidencia de problemas cardíacos como ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.
  • La falta de descanso suficiente es la razón principal del estrés y la hipertensión. El yoga ayuda a regularizar los hábitos y patrones de sueño.
  • La obesidad también puede conducir a la hipertensión. La práctica regular del yoga y una dieta mejorada regula el peso corporal.
  • El yoga da energía positiva al cuerpo y la mente. Te hace más feliz y más esperanzador en la vida. A la larga, esto ayuda a regular los niveles de presión arterial.

El cómo: Yoga posa para la presión arterial alta

Las siguientes asanas de yoga pueden ayudar a reducir la presión arterial alta. Sin embargo, sería mejor practicarlos bajo la guía de un especialista capacitado.

Yoga posa para la presión arterial alta

  1. Shishuasana (Pose infantil)
  2. Vajrasana (Diamond Pose)
  3. Paschimottanasana (Pose de curva delantera)
  4. Shavasana (Cadáver Pose)
  5. Sukhasana (Posa fácil)
  6. Ardha Matsyendrasana (Sitting Half Spinal Twist)
  7. Badhakonasana (Butterfly Pose)
  8. Janusirsasana (Bend de avance de una pierna)
  9. Virasana (posa de héroe)
  10. Setu Bandhasana (Bridge Pose)
  11. Ardha halasana (postura de medio arado)

Alivia el estrés y la fatiga. También normaliza la circulación sanguínea.

Esta pose se puede hacer incluso después del almuerzo o la cena.

Ayuda a controlar la obesidad y aumenta el flujo sanguíneo a la parte inferior del abdomen.

Ayuda a reducir los depósitos de grasa en la región abdominal, permitiendo así la pérdida de peso.

También actúa como un aliviador del estrés efectivo y normaliza la presión arterial alta.

Alivia el estrés, la depresión y la fatiga.

Ayuda al cuerpo a relajarse y prepararse para un sueño reparador.

También estimula la circulación sanguínea.

También puedes practicar el yoga nidra.

Esta pose meditativa calma y une el cuerpo y la mente.

¿Quieres Recuperarte de la Presión Alta Naturalmente? Da clic Aquí

Ayuda a reducir la presión arterial alta, ya que hace que su cuerpo sea más equilibrado y su mente, libre y alegre.

Combina tu práctica de yoga con meditación simple y pranayama que se enseña en The Art of Living Meditation and Breath Workshop para obtener los mejores beneficios para la salud.

Más información

Estimula el corazón y el sistema nervioso, ayudando a normalizar la presión arterial alta.

Estimula el corazón y conduce a una mejor circulación de la sangre por todo el cuerpo. También alivia el estrés y el cansancio.

Funciona eficazmente con la grasa de la barriga masajeando los órganos abdominales. Al afectar la pérdida de peso, ayuda a regular la presión de la sangre para que se mantenga en un nivel normal.

Aumenta la circulación sanguínea alrededor de las piernas y ayuda a regular la presión arterial.

Energiza los riñones y calma el sistema nervioso. Ayuda a regular la presión arterial en el cuerpo.

  • Ardha halasana (postura de medio arado)

Ayuda a quemar grasa en los muslos, el abdomen y las caderas. También ayuda a controlar la presión arterial alta.

5 Pranayamas para presión arterial alta

Además de las asanas de yoga, estos pranayamas o ejercicios de respiración también pueden ayudar a controlar sus niveles de presión arterial

  1. Bhastrika Pranayama (Aliento de fuego)
  2. Kapal bhati pranayama (técnica de respiración brillante del cráneo)
  3. Bhramari pranayama (aliento de abeja)
  4. Nadi shodhan pranayama (técnica alternativa de respiración de la fosa nasal)
  5. Respiración yóguica completa

Bhastrika Pranayama (Aliento de fuego)

Aumenta el suministro de oxígeno a todas las partes del cuerpo, mejorando así la circulación sanguínea.

Alivia el estrés y la hipertensión.

Ayuda a eliminar la grasa de la región del vientre y es útil en la pérdida de peso general.

Las vibraciones generadas por este pranayama resuenan y relajan profundamente el cuerpo y la mente.

Alivia la tensión y la ansiedad y también ayuda a equilibrar la presión arterial alta.

Este pranayama calmante y potente ayuda a eliminar en gran medida los bloqueos en las arterias.

También mejora la circulación sanguínea en la región principal.

Te ayuda a respirar lentamente.

Si su ritmo cardíaco es demasiado rápido, esta técnica ayuda a ralentizarlo y relaja todo su cuerpo.

Precauciones a observar

Evite poses invertidas como Shirshasana (posa de pie) o adho mukha vrksasana (posa de soporte).

En estas poses, su cabeza está en un nivel más bajo que su corazón, lo que puede provocar un torrente repentino e incontrolado de sangre en la cabeza.

Siempre es mejor practicar yoga y pranayama con opciones de estilo de vida más saludables. Para controlar la presión arterial alta, regule su dieta y evite hábitos como fumar y beber.

¿Quieres Recuperarte de la Presión Alta Naturalmente? Da clic Aquí

Dé un paso a la vez y no tenga prisa por obtener resultados. Luego encontrará un camino suave hacia la curación holística para sus problemas de presión arterial.

¿Tiene presión arterial baja?? Descubra cómo puede abordar la hipotensión.

La práctica del yoga ayuda a desarrollar el cuerpo y la mente, pero no es un sustituto de la medicina.

Es esencial aprender y practicar yoga bajo la supervisión de un maestro de yoga capacitado.

En caso de cualquier condición médica, practique yoga solo después de consultar a su médico .

 

NOTA: Todos los consejos mencionados aquí son solo informativos y han sido traducidos de sitios web extranjeros, esta página: herbol no tiene la autoridad para prescribir ningún tratamiento médico o crear un diagnóstico. Te invitamos a visitar a tu médico si tienes algún tipo de afección o dolor.