Té de hierbas que reduce la presión arterial alta en Casa

Un repaso al té de hierbas que reduce la presión arterial de una manera natural, la verdad es que todos queremos encontrar alternativas a los medicamentos para la hipertensión, como dietas, ejercicios o alimentos especiales para bajar la presión arterial.

¿Quieres Recuperarte de la Presión Alta Naturalmente? Da clic Aquí

Los efectos secundarios que experimentamos pueden ser peores que el propio problema de la hipertensión.

Demasiados de nosotros dejamos de cumplir con los medicamentos que nos recetan.

Como resultado, vivimos con una hipertensión no controlada que también es peligrosa.

Entonces, ¿Qué hacemos si queremos reducir y controlar nuestra hipertensión y, al mismo tiempo, no tomar medicamentos?

Lo que tenemos que hacer es encontrar alternativas sólidas al problema.

 

Té de hierbas que reduce la presión arterial

A continuación te comento que puedes hacer para mejorar tu problema de hipertensión de modo natural.

Vamos a hablar de tés. Cómo preparar té para reducir la presión arterial alta. Qué tipos de tés, y qué cantidad hay que tomar.

 

Té de hibisco para bajar la presión arterial

Según una revisión de un estudio de 2013, beber té de hibisco reduce en gran medida la presión arterial en aquellos individuos cuya presión arterial es ligeramente elevada.

Los autores de la revisión del estudio, creen que las antocianinas y otros antioxidantes en el té de hibisco pueden trabajar juntos para mantener los vasos sanguíneos resistentes a los daños que causan su estrechamiento.

Muchas mezclas de té de hierbas contienen hibisco, que tiene un color rojo brillante y un sabor ácido.

los investigadores recomiendan encontrar una que le guste y beber tres tazas al día.

Para obtener todos los beneficios del hibisco, hay que dejarlo en remojo durante seis minutos antes de beberlo caliente o frío.

A mí me gusta beberlo con hielo y un toque de limón.

te-de-hierbas-que-reduce-la-presion-arterial-alta-

 

Té verde

dos tazas de té verde al día para una presión arterial más saludable.

¿Quieres Recuperarte de la Presión Alta Naturalmente? Da clic Aquí

En un estudio publicado en «Endocrine Abstracts», los investigadores pidieron a los participantes que bebieran cuatro tazas de té verde al día durante 14 días, manteniendo al mismo tiempo su dieta habitual.

Durante el periodo de 14 días, su presión arterial se redujo una media de 7,1/7,8 mmHg.

La razón por la que el té verde es tan eficaz en la lucha contra la presión arterial alta son los polifenoles que contiene.

Los investigadores descubrieron que los hombres y las mujeres que bebían té a diario durante al menos un año eran mucho menos propensos a desarrollar una presión arterial alta.

 

El té de espino blanco es bueno para la hipertensión

El té de espino blanco puede ser muy beneficioso para las personas que sufren de hipertensión.

Puede preparar este té vertiendo unos 250 ml de agua hirviendo sobre una cucharadita de té de espino.

Cúbralo con una tapa, déjelo durante unos 10 minutos, luego cuélelo y bébalo. Bébalo tres veces al día.

Puede encontrar este té en todas las tiendas de alimentos saludables y en los mercados más grandes.

Hay que tener en cuenta que el té de espino blanco es un potente diurético.

Esto aumenta la salud también de la función renal. Beba este poderoso té en un día en el que no vaya a hacer recados.

espino-blanco-para-bajar-la-presion

 

El té de hoja de olivo reduce la presión arterial

Al igual que la corteza de sauce, las hojas de olivo se han utilizado en medicina durante siglos.

Se ha documentado en textos antiguos de múltiples culturas.

En un estudio doble ciego y controlado en humanos, esta formulación redujo la presión arterial sistólica en una media de 11,5 puntos mmHg, y la presión arterial diastólica en 4,8 puntos, en sólo ocho semanas.

¿Quieres Recuperarte de la Presión Alta Naturalmente? Da clic Aquí

El té y el extracto de hoja de olivo pueden ayudar a mantener una presión arterial saludable.

 

El té de hoja de olivo es único y tiene un sabor inigualable

Una infusión ligera proporciona un sabor suave y satisfactorio.

Si se deja reposar durante más tiempo o se prepara en una prensa de té, se obtiene una infusión más fuerte con un sabor más amargo que se puede suavizar con una rodaja de limón fresco, estevia, miel, leche, azúcar y otros aromas de hierbas. Tomar 1 taza diaria.